también apto para cocinas pequeñas, aquí tiene las ventajas

El mesa peninsular es un elemento muy queridomobiliario de cocinas modernas y contemporáneas.

De hecho, es un elemento muy apreciado por diversas razones. Seguramente por la belleza estética pero también –y sobre todo- por la practicidad y funcionalidad de los espacios, características fundamentales de las casas modernas.

Muchos prefieren y adoptan esta solución en vez de la clásica Isla, porque también encaja bien pequeñas cocinas.

Contenido de esta página

Mesa Península en la cocina

La mesa península es el mostrador ideal para varias comidas (desayunos, almuerzos y cenas) pero también para aperitivos originales. Por tanto, es imprescindible combinarlo con algunos heces a la altura adecuada que, además de ser extremadamente práctico y funcional, dará un toque más de estilo al conjunto.

Evidentemente, este tipo de mesa también se puede utilizar como superficie de soporte normal, y por tanto, como superficie de trabajo para cocinar pero también para escribir y dibujar. En definitiva, un espacio de compartir y convivencia en todos los aspectos.

Mesa península, tipos

Básicamente hay dos tipos:

  • extraíble, que se insertan dentro de los muebles de la cocina para una solución perfecta de ahorro de espacio
  • fijado, en el que la parte superior se puede soportar por patas y soportes, en el mismo material que la propia península o hecho con otros materiales como el vidrio o el acero

Notoriamente, las configuraciones de tablas peninsulares más habituales están en «L» oa «C».

Soportes

Las patas, además de apoyar la mesa península, también pueden tener un papel decisivo en el mobiliario.

A partir del estilo y la elección de los materiales, de hecho es posible recrear un estilo particular (moderno, minimalista, técnico, de diseño…) para mejorar el entorno de la cocina.

Las ventajas de una mesa peninsular

Con la presencia de una mesa peninsular, la cocina se convierte en un lugar de convivencia, y no sólo un lugar de «servicio» al que sólo se puede ir a la hora de comer.

Sobre todo en el espacio abierto, la presencia de la cocina con mesa peninsular permite definir claramente la «zona» destinada a la preparación y almacenamiento de los alimentos y la relegada en cambio a la convivencia.

Además, la mesa peninsular da la posibilidad de disponer de un parte superior de la mesa mucho más versátil que la mesa de comedor tradicional.

Las medidas de una mesa peninsular

El diseño de una mesa peninsular debe realizarse de forma precisa, para no arriesgarse a tener una de difícil uso.

En la fase de selección, por tanto, hay que tener presentes las dimensiones útiles, garantizando así una distancia mínima entre la península y los elementos que hay detrás.

Veamos algunas indicaciones de referencia.

  • longitud de al menos 90 cm, para permitir un uso fácil y tener, a la vez, también oído desde el punto de vista estético.
  • profundidad aumentado en comparación con los 60 cm estándar, sobre todo si se utiliza para la preparación de alimentos. Lo ideal sería unos 90 cm de profundidad
  • espacio a dejar entre la cocina y la mesa peninsular: por lo general, se recomienda al menos 90/100 cm para permitir el paso y facilitar la apertura de cualquier puerta

¿Cómo organizar una península en la cocina?

Ahora pasamos a algunos consejos prácticos a tener en cuenta a la hora de diseñar.

Luz

Una mesa peninsular, independientemente de su función, debe estar bien iluminada. Según tus gustos y el estilo del resto de muebles, puedes elegir entre a araña importante o para pequeñas bombillas coordinadas para colgar del techo. EL foco led son la solución óptima en un cocina moderna y mínima.

Estilo

La tabla península debe considerarse como una parte integral de la cocina y, por tanto, su estilo también debe ser armónico con el resto de la composición.

Por un resultado global ordenada y homogénea, sólo tienes que elegir los mismos materiales y colores, por ejemplo, cogiendo los colores del baldosas.

Alternativamente, también es posible insertar algunos elementos discontinuos, para diversificar el efecto visual. Sin embargo, no debemos exagerar. Incluso el efecto de contraste debe estudiarse con detalle para obtener un resultado final estéticamente agradable.

¿Cómo disponer la mesa de la península?

Para los amantes de los espacios abiertos, la mesa península resulta excepcional separador de habitaciones entre ambientes. De este modo se aprovechará el efecto “pared falsa”, sin embargo, sacar la luminosidad y la continuidad del interior de la casa.

Un ejemplo clásico de este tipo es la cocina del golf (o «U»), desarrollada en tres vertientes, una de las cuales sería la península. Este uso de la mesa península es notablemente funcional porque permite aprovechar al máximo el espacio incluso en una casa pequeña.

¿Cuánto espacio para una mesa peninsular en la cocina?

El equilibrio, armonía y moderación son los principios clave a tener siempre presentes. Allí península en la cocina no debe ser desproporcionado y ocupar la mitad del espacio.

A menudo, de hecho, basta una estantería para obtenerse por encima de una pared medianera.

Una superficie obtenida de esta manera es excelente para cocinar pero también para comer, sentados sobre taburetes modernos.

A nivel funcional, sin duda deben tenerse en cuenta las dimensiones globales, es decir, prever una distancia mínima entre la península y los elementos que hay detrás. A título indicativo, una península debe tener entre 180 y 190 cm de largo y al menos 70 cm de profundidad.

¿Es mejor elegir una mesa isla o península?

Básicamente hay dos variables a tener en cuenta para realizar esta elección.

  • espacio disponible: Se necesitan 13,8 metros cuadrados para una cocina con manzana y 9,3 metros cuadrados para la península
  • tipos de uso: la península es útil para separar el espacio de la cocina del resto de la casa; la isla. En cambio, se presta más a un entorno social y de convivencia

Mesa Península en una pequeña cocina

Aunque pueda parecer absurdo, en realidad, la mesa península puede convertirse en el sustituto perfecto de la mesa clásica en una cocina pequeña porque no genera espacio adicional. Además, en el pequeñas cocinas, también proporciona un mostrador de trabajo indispensable.

Evidentemente, como siempre cuando los espacios disponibles son limitados, y es necesario optimizar los espacios, es fundamental gestionar la fase de diseño de las medidas, estanterías, etc… así como aprovechar las capacidades del propio mobiliario.

En este caso concreto, para insertar una mesa península en una cocina pequeña, en primer lugar, debemos tener en cuenta el margen de maniobra real. Además, planifique una profundidad máxima de 65 cm.

Por último, puede ser útil saber que también existe la opción de cocina con mesa peninsular extraíble. Opción útil en casos de espacios extremadamente sacrificados.

Otras ideas para tus tablas

Y aquí tiene otros consejos útiles para ayudarle a elegir la mesa más adecuada para su cocina o sala de estar:

Todo para amueblar tu hogar

Aún sobre el tema, las soluciones de muebles que ahorran espacio, aquí tiene algunos consejos útiles: